Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California y Reading Recovery: dos programas innovadores para enseñar a los niños a leer y escribir.

Stanley L. Swartz


Introducción

En años recientes, se ha hecho mucho por los problemas que enfrentan las escuelas públicas. Algo que preocupa particularmente son las dificultades que muchos niños tienen para aprender a leer y escribir (Comisión de Educación de los Estados, 1995). Esta ejecución pobre, ya sea real o imaginaria, ha creado un furor acerca de la mejor manera de enseñar a los niños a leer y escribir. Muchas escuelas públicas han volteado hacia los expertos externos para que les ayuden a identificar métodos efectivos del aprendizaje de la lecto-escritura.

En California, un grupo de educadores de escuelas públicas, universidades y fundaciones desarrollaron una sociedad e hicieron una revisión extensa de los programas disponibles para cubrir las necesidades de un grupo importante de niños considerados en riesgo de no aprender a leer. Se consideraron importantes tres variables en el proceso de selección: 1) únicamente los métodos de instrucción en lectura con una base importante en la investigación podrían ser considerados, 2) la importancia de la intervención temprana  primordial, y 3) la posibilidad de una reforma en la escuela a través del desarrollo profesional  debería ser evidente. Se han tomado dos iniciativas como resultado de esta investigación; el desarrollo de un marco de trabajo de actividades de lecto-escritura inicial en  el Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California y la aplicación de Reading Recovery en California.

            El Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California provee desarrollo profesional en un sistema básico de instrucción en el salón de clases diseñado para asegurar la adquisición temprana de la lecto-escritura. Cada niño recibe experiencias importantes de aprendizaje en un salón de clases diseñado para acomodar diferentes niveles de experiencia y habilidad. Reading Recovery es una red de seguridad  para los niños que requieren una ayuda adicional para aprender a leer. El éxito en la aplicación de este modelo requiere un compromiso en el desarrollo profesional.

Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California

            Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California (Swartz y Shook, 1994; Swartz, Shook y Klein, 1998) es un programa de  desarrollo profesional diseñado para apoyar a los maestros de primaria en sus esfuerzos por fortalecer su enseñanza de la lectura y la escritura. El modelo de entrenamiento de Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California  (CELL por sus siglas en inglés) se basa en una aproximación de apoyo entre compañeros para ayudar a los maestros a aprender cómo usar efectivamente el marco de trabajo de actividades de enseñanza en sus salones y cómo integrar los elementos individuales de este marco de trabajo en un  sistema de instrucción en el salón de clases. CELL  es también utilizado  como un programa de cambio que apoya al equipo en la reestructuración de la escuela.

            El modelo de CELL enfatiza  la participación activa de cada niño independientemente  de su actual nivel de adquisición de la lecto-escritura. Los niños con más progresos continúan  su rápido crecimiento mientras que los niños con progresos menores son guiados a través de del proceso de la adquisición de la lecto-escritura con apoyo constante. Se brinda la oportunidad de probar conocimientos nuevos en un ambiente libre de riesgos y de practicar nuevas estrategias todo el día. Este modelo capacita a los maestros en para usar de manera decreciente el apoyo que dan a los niños y así ir incrementando gradualmente  su independencia con base en la capacidad que los niños van demostrando. Este decremento del apoyo del maestro se basa en las observaciones que hace  del crecimiento individual de los niños en su comprensión del proceso de la  lecto-escritura. El uso por parte del niño de una variedad de habilidades de solución de problemas se apoya en las buenas decisiones del maestro sobre la manera de apoyar a los niños en su camino hacia la independencia.

            Los elementos del marco de trabajo de CELL para la instrucción, están diseñados para ayudar a cada niño y a toda la clase a moverse juntos hacia esa meta. El marco de trabajo ha sido diseñado para estructurar un salón de clases que utiliza actividades de lecto-escritura todo el día todos los días de clases. Este modelo enfatiza que el papel primordial de la instrucción en los primeros grados es enseñar a leer y a escribir.

             El balance  de las actividades de lecto-escritura que tiene el marco de trabajo de CELL está diseñado como un sistema que proporciona el máximo de oportunidades de aprendizaje para todos los niños en los salones de primaria. Este foco intenso en la adquisición de la lecto-escritura  supone que se ayudará a los niños en el corto plazo para que ganen habilidades de lectura y escritura y en el largo plazo, que aprendan otras materias cuando la lecto-escritura es una habilidad de requisito. Cada día en los salones de primaria se incluirán lecturas en voz alta para los niños, lectura compartida, guiada e independiente y escritura interactiva e independiente, todas organizadas como un fluido de actividades que involucran a todos los niños. Este sistema permite al maestro  involucrar a todos los niños en su nivel y proporcionarles experiencias que los hagan avanzar en este aprendizaje. Los niños que tienen progresos pueden tener tiempo para trabajo independiente y por actividades auto-dirigidas o facilitadas por los compañeros. Los niños que no progresan adecuadamente necesitarán más apoyo.

            Para asegurar que la escuela apoya a CELL, un equipo de planeación escolar (el director, los especialistas en lecto-escritura de la escuela, los maestros de educación especial, y los maestros de cada grado) participan en una serie de actividades de  planeación del cambio escolar  y entrenamiento en los elementos del marco de trabajo. Los maestros de cada equipo reciben un entrenamiento inicial en la metodología de enseñanza y empiezan la aplicación  de este marco de trabajo inmediatamente después de la primera sesión. Ellos reciben retroalimentación acerca de sus esfuerzos en las sesiones subsecuentes. Este formato permite a las escuelas  que comiencen la aplicación parcial de CELL y desarrollen recursos para la observación, demostración y apoyo del proyecto.

            En la segunda fase del proyecto de CELL,  se capacita a un Coordinador de Lecto-escritura  para servir como un apoyo en el desarrollo profesional del personal en la escuela misma, apoyará también en la aplicación del marco de trabajo. El Coordinador de Lecto-escritura  continúa trabajando medio tiempo como maestro de grupo y tiene medio tiempo para apoyar la aplicación de CELL. El coordinador no tiene responsabilidades de supervisor, sirve como un consejero y como colega en el equipo de maestros. Uno de las fortalezas del modelo de entrenamiento de CELL es la efectividad del apoyo entre compañeros. El apoyo directo de los colegas ha resultado más efectivo en facilitar el cambio que los modelos más tradicionales de evaluación y supervisión. El Coordinador de Lecto-escritura utiliza su propio salón de clases como demostración para sus colegas.

El modelo CELL está diseñado para que las escuelas primarias se mantengan por sí mismas a través del entrenamiento del Coordinador de Lecto-escritura  quienes pueden proporcionar el apoyo profesional a los compañeros maestros de la misma escuela. Este modelo de construcción de capacidades ha resultado en un cambio en el largo plazo en las escuelas.

Elementos clave de CELL

            Existen algunos elementos clave en el modelo del programa de Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California que son importantes para la reestructuración de la escuela y el desarrollo profesional de los maestros.

CELL reconoce que la enseñanza de la lectura y la escritura es la base para todos los logros académicos posteriores. Los maestros son animados a enseñar las materias utilizando el marco de trabajo de actividades de lecto-escritura. Esto reestructura la forma de enseñar a los niños a leer y escribir ya que les da oportunidades masivas para practicar en los salones de clases que utilizan las actividades de lecto-escritura como la base de toda la enseñanza.

CELL es un programa balanceado de lectura que combina el desarrollo de habilidades con la literatura y las actividades ricas en lenguaje. Los métodos de enseñanza tienen un apoyo sustancial en la literatura científica y son utilizados los que tienen continuidad a lo largo de todos los grados escolares.

La información diagnóstica informa la instrucción y los datos de evaluación aseguran que la sea efectiva. Estos datos se tienen en todas las escuelas. Se ayuda a los maestros a mejorar sus observaciones de los niños para informar su enseñanza. CELL es un programa de desarrollo profesional intensivo que también incluye seguimiento. Se utiliza un modelo de construcción de capacidades que asegura el apoyo de largo plazo. El éxito de CELL  se mide por la ejecución de los alumnos y ha demostrado un éxito comparable con  niños que no hablan el inglés como primera lengua. CELL también tiene los atributos necesarios para una inmersión total para estos niños.

La investigación en el programa de Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California

            La investigación de CELL se ha enfocado a 6  áreas principales (Swartz, Shook & Klein, 1998):

1. Incremento en el acceso a la lectura de textos.  La lectura de textos para los niños en preescolar y  1º y 2º grados, se midió en una escuela grande y muy diversa en el norte de California. Se incrementaron los puntajes promedio en el Observation Survey (Clay, 1993) ente la evaluación en otoño y  primavera para los tres grados, preescolar (no-lector a principiante), primer grado (del final de primer año a segundo) y segundo grado (de primero a cuarto grado).

            2. El impacto en la capacitación de maestros. Los niveles de lectura para los niños en clases  con maestros capacitados se comparó con los puntajes de los niños en los salones en los que los maestros no recibieron ningún entrenamiento en una escuela Nativa Americana rural en Wyoming. Los niños en clases con maestros entrenados tuvieron significativamente puntajes más altos que los de los niños con maestros no capacitados.

            3. El impacto de CELL en la aplicación de Reading Recovery. Se midieron puntajes de pruebas estandarizadas (Prueba Comprehensiva de Habilidades Básicas) para los niños en primer grado por un periodo de cuatro años en un distrito con Reading Recovery durante el  primero, segundo y tercer años, y el entrenamiento de los equipos de planeación escolar de CELL el cuarto año. Los puntajes en matemáticas, lectura y toda la batería se incrementaron de 22-31 en el rango de percentil nacional, para la aplicación de Reading Recovery  al 44-50 percentil nacional con la adición del entrenamiento en CELL.

            4. Efectos en el desarrollo de capacidades a nivel local. Se condujo un estudio  para evaluar el impacto del entrenamiento de un capacitador de CELL  en un periodo de tres años. Se encontraron incrementos significativos en los puntajes de lectura de textos entre el  entrenamiento en Reading Recovery  en el primer año y el entrenamiento del equipo de planeación escolar en CELL en el segundo año, y un Coordinador de Lecto-escritura en el tercero.

5. Impacto en las remisiones a educación especial. Las remisiones a educación especial se siguieron en un distrito escolar grande y urbano al sur de California. Las remisiones en Escuelas Título 1 con Reading Recovery se redujeron en un punto porcentual en un periodo de tres años. Las escuelas con Reading Recovery y CELL redujeron en dos puntos porcentuales las remisiones en el mismo periodo. Un reporte preliminar de un estudio para dar seguimiento a las remisiones a Reading Recovery en escuelas CELL  demuestra una reducción similar en estas remisiones.

            6. Beneficios de la aplicación completa de CELL. Un estudio comparó la aplicación completa de CELL (capacitación del equipo de planeación escolar y del Coordinador de Lecto-escritura), la aplicación parcial de CELL  (capacitación del equipo de planeación escolar solamente) y un programa similar a CELL (capacitación similar a CELL pero con niveles de entrenamiento reducidos) y encontró  un incremento significativo en los puntajes de lectura en los niños cuyas escuelas tenían la aplicación completa de CELL .

Reading Recovery

            Reading Recovery es un programa de  intervención temprana diseñado por Marie M. Clay (1979,1985) para apoyar a los niños en primer grado que tienen dificultades para aprender a leer y escribir. Los niños que son elegidos para este programa, son identificados por su maestro como los de más bajo rendimiento en su salón en la adquisición de la lectura. Los niños que no aprenden a leer  y escribir a través de la instrucción regular, reciben un programa de instrucción de corto plazo de intervención  individual  que les permite tener éxito antes de que entren a un ciclo de fracasos. Reading Recovery está diseñado para mover a los niños en un corto plazo del nivel más bajo de su clase hasta un nivel en el que se puedan beneficiar de la instrucción diaria en su salón de clases. La  meta de Reading Recovery es el aprendizaje acelerado. Los niños deben hacer progresos más rápidos que el resto de su clase para ponerse al corriente con los demás niños.

Reading Recovery proporciona asesoría individual, cinco días a la semana, 30 minutos diarios, por parte de un maestro especialmente capacitado. Las lecciones diarias en estas sesiones de 30 minutos consisten en una variedad de experiencias de lectura y escritura que están diseñadas para ayudar a los niños a desarrollar sus propias estrategias efectivas para la adquisición de la lecto-escritura. La instrucción continúa hasta que el niño puede leer el mismo nivel o mejor que el promedio de su clase y pueden continuar aprendiendo sin ninguna otra ayuda remedial. Reading Recovery es complementario de la instrucción en el salón de clases y dura un promedio de 12-20 semanas, al final de las cuales los niños han desarrollado un sistema de auto-extensión  que utiliza una variedad de estrategias para leer textos de dificultad creciente y para escribir independientemente los propios mensajes (Swartz & Klein, 1997).

            Reading Recovery fue diseñado para ayudar a los maestros exitosos para que adquieran los conocimientos necesarios y las habilidades para ayudar a los niños que están en riesgo de reprobar o no aprender a leer. Se enfatiza el entrenamiento de los maestros trabajando con los niños al principio de su aprendizaje de la lecto-escritura para que las confusiones  que pudieran ocurrir en el pensamiento de los niños puedan ser atendidas tempranamente y evitar la habituación de habilidades o estrategias erróneas.

            Los maestros están capacitados para entender lo que el niño pueda estar pensando para convertirse así en observadores altamente efectivos de los niños. La observación sistemática que es la clave de Reading Recovery, ayuda a los maestros  a aprender a observar la conducta de los niños mientras leen y escriben e informarse de los probables procesos que el niño está usando o las confusiones que pueda tener.  El maestro puede entonces guiar al niño a que use una habilidad o estrategia más eficiente y más efectiva.

Elementos clave de Reading Recovery

            Reading Recovery tiene un número de elementos clave que hacen del programa una importante oportunidad para reformar cómo enseñamos a los niños pequeños a leer y escribir.

            Reading Recovery es un programa de intervención temprana que apoya la lecto-escritura inicial. Reading Recovery se enfoca en la intervención temprana, las ventajas de esto han sido bien documentadas. Comenzar tempranamente,  antes de que los problemas comiencen, en lugar de los programas de intervención remedial, beneficia tanto el desempeño de los niños como el costo del programa. Reading Recovery  está diseñado para concentrar los recursos en los niños de primer grado que están empezando a leer.

Reading Recovery también apoya el aprendizaje acelerado.  Muchos programas remediales se consideran exitosos aún cuando se logre un pequeño progreso. Desafortunadamente, los niños que tienen pequeños progresos, siempre estarán atrás de su grupo. Solamente la aceleración puede ayudar al niño a ponerse al corriente con el promedio con el promedio de sus compañeros y permitirle su participación en un programa regular de salón de clases.

Reading Recovery atiende a los niños con rendimiento más bajo. Los niños en primer grado con desempeño más bajo, sin excepción, son seleccionados para recibir el programa. Ninguna de las razones usuales para explicar el bajo rendimiento (por ejemplo, la posibilidad de remisión a educación especial, la carencia de apoyo de los padres) se utilizan para excluir a los niños del programa. Reading Recovery es efectivo con diversas poblaciones. Los datos recolectados sobre el éxito del programa en diferentes regiones geográficas (a través de los Estados Unidos, Australia, Canadá, el Reino Unido y Nueva Zelandia) y en diversos grupos de niños (con diferencias económicas, étnicas y de lengua) son comparables. Los datos preliminares del programa de desarrollo más reciente, Descubriendo la Lectura /Reading Recovery en español también son similares a los de los niños recibiendo el programa en inglés.

Los niños desarrollan un sistema  de  auto-extensión  para aprender a leer y escribir. Los niños aprenden las habilidades para ser aprendices independientes que necesitarán únicamente el apoyo de la instrucción del salón de clases regular en lugar de programas remediales. Los resultados de los alumnos se mantienen después de completar el programa y se ha demostrado un crecimiento continuo en la lectura y la escritura sin el apoyo continuado de Reading Recovery u otra intervención específica.

Los maestros de Reading Recovery atienden a los niños como parte de su entrenamiento. Los maestros en el programa aprenden aplicando y utilizando el marco de trabajo de la lección de Reading Recovery a lo largo de su año de entrenamiento. Reading Recovery también proporciona apoyo  profesional continuo para los maestros. El desarrollo profesional para los maestros capacitados se hace mientras el maestro participa en Reading Recovery.

A diferencia de otros programas educativos, que tienen poco contacto con los participantes después de su capacitación,  Reading Recovery  tiene oportunidades continuas de capacitación en servicio, diseñadas para mantener y mejorar la efectividad de la enseñanza. Además los maestros de Reading Recovery, los capacitadores y los profesores universitarios trabajan con niños diariamente.

            El éxito del programa  está directamente relacionado con la ejecución de los estudiantes. Y por implicación, el éxito como maestro de Reading Recovery se relaciona con los resultados de los alumnos. Los maestros son responsables del progreso que los niños tengan en el programa. Reading Recovery ha demostrado ser efectivo en cuanto a costo por su naturaleza de corto plazo. Comparable con otros programas (por ejemplo, Título 1, educación especial) que son más caros porque son típicamente de largo plazo. Reading Recovery ha demostrado ser más efectivo y menos caro (Swartz & Klein, 1994).

Investigación en Reading Recovery

            1. La investigación en Reading Recovery se ha enfocado en cinco áreas importantes:

El incremento en el logro de los alumnos. Los estudios han demostrado consistentemente que los alumnos atendidos con Reading Recovery muestran incrementos significativos en lectura y escritura con un porcentaje alto (80 por ciento y mayor) de niños que se desempeñan como el promedio  o más alto (Pinnell, DeFord, & Lyons, 1988; Swartz, Shook & Hoffman, 1993; Askew, Frasier, & Griffin, 1993; National Diffusion Network, 1996).

            2. Los progresos continúan sin asesoría. El éxito de Reading Recovery para ayudar a los niños a desarrollar un sistema de auto-extensión  para aprender a leer y escribir puede demostrarse  con una comparación de los puntajes de salida del programa y los puntajes del final del ciclo escolar. Los niños atendidos con Reading Recovery han demostrado consistentemente un incremento continuado en los logros en lectura y escritura por el resto del año escolar (Swartz, Shook & Hoffman, 1993; Swartz, Kelly, Klein, Neal, Schubert, Hoffman & Shook, 1996).

            3. Los estudios logitudinales. Reading Recovery ha demostrado un buen mantenimiento de los logros de los niños que recibieron el programa completo. Los niños siguieron a  tercer (Pinnell, 1989)  y cuarto grado (Allen, Dorn, & Paynter, 1995) y seguían en el promedio de sus clases. Un estudio en un distrito escolar grande urbano mostró puntajes ligeramente más altos para los niños que han tenido el programa de Reading Recovery (Griese, 1995).

            4. Los niños que están aprendiendo inglés. Reading Recovery ha sido recontruido en español como Descubriendo la Lectura (Escamilla & Andrade, 1992). Se han encontrado resultados similares en comparación con los niños quienes reciben la versión en español en comparación con los del programa en inglés (Escamilla, 1994) y en otro estudio, no se encontró diferencia significativa que comparaba a los niños que hablan inglés y recibieron el programa en inglés y los niños que hablan español y recibían el programa en español con los niños que hablan español y reciben el programa en inglés (Kelly, Gomez-Valdez, Neal, & Klein, 1995). Este último estudio sugiere el posible uso de Reading Recovery como un método de instrucción en inglés.

            5. Costo/beneficio. Debido a que los programas de tutoría uno a uno son considerados caros, se han hecho estudios para evaluar  el efecto de Reading Recovery  en la reprobación y remisiones a educación especial. Los estudios han demostrado una tasa menor de referencias a clases de problemas de aprendizaje  especialmente (Lyons, 1997) y educación especial en general (Distrito Escolar de Colton, 1996). Los ahorros en los costos de no colocar a un niño en educación especial son considerables. Los estudios que comparan Reading Recovery  y la reprobación, la colocación en programas remediales de lectura y educación especial, han encontrado que Reading Recovery es más efectivo en cuanto  a costo por su corta duración (Dyer, 1992; Swartz, 1992).

Conclusión

            Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California y Reading Recovery son programas que pueden utilizarse para reestructurar la escuela. CELL ofrece la oportunidad de construcción de un equipo en la escuela  para la planeación de actividades necesarias en el proceso de cambio en la escuela. CELL también proporciona desarrollo profesional intensivo para ayudar a los maestros  a mejorar su enseñanza de la lectura y la escritura. CELL se enfoca en  asegurar que los niños de los primeros grados tengan acceso a una enseñanza inicial de calidad.  Es a través de este buen comienzo en la escuela que menos niños tendrán necesidad de una  educación remedial o especial.

            CELL requiere que toda la escuela se comprometa en el cambio en la metodología de enseñanza. La enseñanza tiene continuidad a todos los grados con múltiples oportunidades para que practiquen sus habilidades de lectura y escritura. Los métodos de evaluación ayudan a monitorear el progreso de los niños y a informar la enseñanza y se utilizan adicionalmente  a los métodos tradicionales empleados para demostrar eficacia.  La investigación en CELL ha demostrado consistentemente ganancias en la lectura y la escritura. Los estudios también han demostrado una reducción en las remisiones a educación especial, los beneficios del desarrollo profesional de toda la escuela y el uso de un modelo de construcción de capacidades.

            Aún con la enseñanza inicial de calidad que proporciona CELL, algunos niños todavía necesitarán ayuda adicional. Reading Recovery ha demostrado ser un programa de intervención temprana que proporciona una asesoría que acelera el aprendizaje de los niños que están presentando dificultades. Aunque  Reading Recovery es un programa individual, ha demostrado ser efectivo en cuanto a costo por su duración de corto plazo. La mayoría de los  niños que han recibido Reading Recovery  logran un rango promedio y no necesitan apoyo adicional más que el programa regular del salón de clases.  

            Reading Recovery ha sido la primera inquietud de cambio en muchas escuelas que participan en el programa. A pesar de que la lógica sugeriría que un programa en toda la escuela como CELL  podría ser el primer paso en el proceso de cambio, el crecimiento inesperado de niños en riesgo en el programa Reading Recovery ha sido una demostración poderosa de lo que podría lograrse si la escuela se reestructura y utiliza métodos de enseñanza diferentes.  

            Tanto CELL como Reading Recovery comparten la filosofía de que todos los niños son capaces de convertirse en lectores y escritores. Pero también apoyan la idea de que los niños que tienen dificultades en el proceso de aprender a leer y escribir basan su dificultad principalmente en los métodos de enseñanza que se utilizan. Reading Recovery y CELL también tienen la perspectiva teórica que es de naturaleza constructivista. Desde este punto de vista, se trabaja desde lo que el niño sabe y  se le da un andamiaje con ayuda del maestro, todos los niños de cualquier edad son capaces de tener un crecimiento rápido en su aprendizaje. CELL para la instrucción en el salón de clases y Reading Recovery como una red de seguridad  combinan programas que son altamente compatibles y que están diseñados para complementarse uno con el otro. Estos dos programas han resultado poderosos agentes del cambio en la escuela.

Referencias

Allen, A. Dorn, L., & Paynter, S. (1995). Are the

gains made by Reading Recovery

students sustained over time?. Reading Recovery of Arkansas Newsletter, 1 (2), 7.

Askew, B., Fraiser, D., & Griffin, M (1993).

Reading Recovery report 1992-93. (Tech.

Rep. No. 4). Denton, TX: Texas Woman’s University.

Clay, M.M. (1979, 1985) The early detection of

reading difficulties. Auckland, New

Zealand: Heinemann.

Clay, M.M. (1993). Reading Recovery: A

guidebook for teachers in training. Auckland, New Zealand: Heinemann.

Colton Unified School District (1996). Referals to

special education in Title 1 schools with

Reading Recovery vs. Non-title 1 schools not using Reading Recovery. In Swartz, S.L., & Shook, R. E. (1994). California Early Literacy Learning (CELL) (Tech. Rep.) San Bernardino, CA. California State University.

Dyer, P.C. (1992). Reading Recovery: a cost-

effectiveness and educational outcomes

analysis. Spectrum: Journal of Research in Education. 10(1),  110-119.

Escamilla, K. (1994). Descubriendo la Lectura:

An early intervention literacy program in

Spanish. Literacy, Teaching and Learning: An International Journal of Early Literacy. 1(1), 57-70.

Escamilla, K. & Andrade A. (1992).

Descubriendo la Lectura: An application

of Reading Recovery in Spanish.

Education and Urban Society, 24 (2), 212-226.

Griese, D.H. (1995). Evaluation of the Reading

Recovery Program in the Long Beach

Unified School District, year 4- 1994-95. Long Beach, CA: Office of the Assistant Superintendent.

Kelly, P.R., Gomez-Valdez, C. Neal, J., & Klein,

A.F. (1995). Progress of  first and second

language learners in an early intervention program. Paper presented at the American Educational Research Association, San Francisco.

Lyons, C.A. (1989). Reading Recovery: A

preventative for classifying children learning disabled. Urban Education, 24, 125-136.

National Difussion Network, (1996). 1995-96

discontinuation data (Research Rep.)

Columbus: Reading Recovery Nationa Data Evaluation Center.

Pinnell, G.S. (1989). Reading Recovery: Helping

at-risk first graders to learn to read.

The Elementary School Journal. 90 (2), 159-181.

Pinnell, G.S., DeFord, D.E., & Lyons, C.A.

(1988) Reading Recovery: Early

intervention for at risk first graders.

Arlington, VA. Educational Reseach Service

Swartz, S.L. (1992). Cost comparison of selected

intervention programs in California. San

Bernardino: California State University.

Swartz, S.L., Kelly, P., Klein, A.F. Neal, J.

Schubert, B., Hoffman, B., & Shook, R. (1996). Reading Recovery in California. 1995-96 site report. San Bernardino: California State University.

Swartz, S.L., & Klein, A.F. (1994). Reading

Recovery: an overview. Literacy, Teaching and Learning: An International Journal of  Early Literacy. 1 (1), 3-7.

Swartz, S.L., & Klein, A.F. (Eds.) (1997).

Research in Reading Recovery. Portsmouth, NH:

Heinemann.

Swartz, S.L., Shook, R.E., & Hoffman, B.M.

(1993). Reading Recovery in California.

1992-93 site report. San Bernardino, CA: California State University.

Swartz, S.L. & Shook, R.E. (1994). California

Early Literacy Learning (CELL) (Tech.

Rep.) San Bernardino, CA: California State University.

Swartz, S.L., & Shook, R.E., & Klein, A.F.

(1998). California Early Literacy

Learning. Redlands, CA: Foundation for California Early Literacy Learning.


 

Stanley L. Swartz es profesor de educación en la Universidad Estatal de California, San Bernardino y catedrático en educación en lectura en la Universidad de California, en Riverside. Ha sido director de Reading Recovery en California por muchos años y ha sido director de Aprendizaje Inicial de la Lecto-escritura de California desde su surgimiento. Es el editor de dos series de Dominie Press de libros pequeños para lectores principiantes, Los Libros del Carrusel y la Serie de Selección de los Maestros, y como una serie de desarrollo de habilidades para los lectores principiantes, Construcción de Bloques para la Lecto-escritura que Empieza. Es el  editor de Research in Reading Recovery publicado por Heinemann.


 



Reimpreso de: Dreyer, P. (Ed.) (1999). Claremont Reading Conference Year Book. Claremont, CA. Claremont Graduate School.